viernes, 8 de abril de 2011

cuento de la Independencia de México

Por la desigualdad y explotación que se daba en la Nueva España, en los inicios del siglo XIX, diversos grupos fueron ideando la forma  de separarse  del yugo español, por lo que se empezaron a reunir los criollos más letrados que tenían conocimiento de lo que sucedía en Europa, de las ideas de la ilustración, de la independencia de las trece colonias inglesas en Norteamérica y la Revolución Francesa, que según se cuenta fueron ejemplos a seguir para lograr la separación de España. Estas reuniones o juntas sesionaban en forma secreta aparentando ser academias literarias; a parte de la de Qeretaro se establecieron  en San Luis Potosí, San Miguel,  Guanajuato, San Felipe  y la ciudad de México, estas juntas se planeaba declarar la independencia, ejercer el gobierno y expulsar a los peninsulares.                                                                 En Queretaro destaco la colaboración entusiasta de doña Josefa Ortíz de Domínguez  y la simpatía de su esposo el corregidor Miguel Domínguez. Con la finalidad de que el pueblo no tuviera temores y considerara al movimiento antirreligioso, los conspiradores invitaron a un sacerdote de prestigio; por lo que se pensó en el cura de Dolores Miguel Hidalgo y Costilla, reconocido por sus ideas religiosas. El capitán Ignacio Allende, uno de los principales organizadores de la conspiración, ofreció la jefatura de la insurrección a Hidalgo; pero este en un principio la rechazo por considerar que no tenia la madurez para una empresa de tal envergadura.
Dicen que en la madrugada del domingo 16 de septiembre, Hidalgo llamo a misa y ante muchos fieles congregados les hablo de la opresión, injusticia y otros males del gobierno de los españoles, exponiendo sus ideas sobre la independencia, hecho histórico que se conoce como grito de independencia, en el que ante sus fieles en el atrio de la iglesia del pueblo de dolores grito "Viva la libertad", "Viva la independencia" "Viva Fernando VII".
Los asistentes fueros a sus casas, se armaron de lanzas, palos, machetes, hondas y para las 11 de la mañana de ese día Hidalgo, al frente de 600 hombres se dirigió a San Miguel; a su paso por Atotonilco tomo como símbolo de la lucha libertaria un estandarte de la Virgen de Guadalupe, símbolo de identidad y protección para dar confianza a los insurgentes.
En la ruta de Hidalgo el 18 de septiembre ocupo Celaya, Guanajuato, Valladolid y luego decido marchar a la ciudad de México donde los insurgentes extrañamente Hidalgo ordeno su retirada, ante el disgusto de otros jefes, después de otras acciones los insurgentes se dirigieron hacia Guadalajara, donde el ejercito de Hidalgo sufrió una derrota del ejercito realista al mando de Felix María Calleja.
Después de esa derrota los jefes insurgentes marcharon hacia el norte para reorganizarse.
Las fuerzas realistas emboscaron a los insurgentes el 21 de marzo de 1811 en un lugar cercano a Monclova llamado Acatita de Baján; en donde presos los jefes de la insurrección fueron conducidos a Monclova y de allí a Chihuahua, donde se les formo proceso por infidencia.
Allende, Aldama y Jiménez fueron pasados por las armas el 26 de junio de 1811, mientras que Hidalgo hasta el 30 de julio, porque fue sometido al acto de degradación para despojarlo de su carácter sacerdotal.
El inicio de Morelos como guerrillero insurgente fue en octubre de 1810; al enterarse del movimiento iniciado por Hidalgo dejo su curato en Caracuaro, Michoacán, y se presento ante el jefe de la revolución en Indaparapeo, solicitando ser capellán del ejército libertador.
Pero Hidalgo lo comisiono para insurreccionar en las costas del sur y el puerto de Acapulco. Con apenas 25 hombres  se lanzo a la lucha  y en poco tiempo organizo un verdadero ejercito de 3000 hombres con excelente disciplina militar y bien armados. En Tecpan, Guerrero, se unieron a Morelos los hermanos Galeana: Hermenegildo, Pablo, Juan, y José prósperos agricultores de la comarca que mucho ayudaron a organizar sus tropas.En 1812 cuando Morelos fortifico Cuautla el jefe realista Calleja cerco la población el 18 de marzo e incomunico a los insurgentes, no permitió el ingreso de víveres, corto el suministro de agua y bombardeo las posiciones enemigas. Hecho que se conoce como Sitio de Cuautla.
El 14 de septiembre de1813 se instalo el congreso de Chilpancingo, en el actual estado de Guerrero. Ese mismo día Morelos dio a conocer un documento titulado "Sentimientos de la Nación" en el cual declaraba la independencia y la soberanía de la América mexicana, estableció un gobierno popular, prohibió para siempre la esclavitud y estableció una serie de demandas que interpretaban fielmente el sentir de los mexicanos.
El 22 de octubre de 1814 se promulgo la Constitución de Apatzingan, inspirada en la constitución francesa
y el código que los liberales españoles formularon en Cádiz en 1812.
Los insurgentes fueron derrotados en Tesmalaca, Morelos fue hecho prisionero, fue fusilado el 22 de diciembre de 1815 en San Cristobal  Ecatepec.
A la muerte de Morelos la lucha por la independencia decayó había guerrilleros que dominaban ciertas regiones como Vicente Guerrero en el sur, Guadalupe Victoria en el camino de Veracruz a México, Nicolas
Bravo en la costa veracruzana, Pedro Moreno en Guanajuato, José Antonio Torres en el bajío, después de varias luchas y cuando los realistas al mando de Agustín de Iturbide  no pudieron someter a los insurgentes,
Iturbide trato de entrevistarse con  Guerrero para pactar la independencia de México, hecho que se da con el  
Plan de Iguala y un convenio firmado con Iturbide y el ultimo virrey de la Nueva España Juan O Donoju y es como el 27 de septiembre de 1821 se consuma la independencia con la entrada del ejército trigarante a la ciudad de México, después de 11 años 11 días de lucha constante desde que Hidalgo inicio el movimiento libertario y 300 años, un mes y seis días después de que Hernan Cortes conquistara Tenochtitlan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada